12/03/2014

Más del 75% de las CCAA empeoran su índice de eficiencia energética en el hogar

Un total de 13 de las 17 comunidades autónomas españolas han perdido eficiencia energética en el último año, según el último Índice de Eficiencia Energética en el Hogar de Gas Natiural Fenosa, publicado el 4 de marzo. Solo Aragón presenta una mejoría, mientras que Baleares, Castilla la Mancha y Canarias se mantienen. El estudio sitúa la media española en eficiencia energética en 6,45 puntos. Por encima se sitúan Aragón, Baleares, Castilla La Mancha, Comunidad Valenciana, Cantabria Cataluña, Madrid y Murcia.

 

Según el Informe, el mayor potencial de ahorro se presenta en equipamiento (32,5% de ahorro potencial) con 19.500 GHw al año, lo que se traduciría en un ahorro de 3.500 millones de euros anuales. A continuación, la iluminación muestra una capacidad de mejora del 31% (2.150 GHw al año, 374 millones de euros), seguido de la calefacción (21,6%), con la que los españoles podrían ahorrar 19.000 GHw/año, es decir, 920 millones de euros. El aire acondicionado y el agua caliente podrían ahorrar 2.620 y 4.380 GHw/año, lo que supondría 480 y 215 millones de euros, respectivamente.

 

Por comunidades autónomas, Asturias, Cantabria y País Vasco destacan con un menor potencial de ahorro en calefacción, probablemente por la aplicación de medidas de eficiencia  y control ante el alto gasto que supone tradicionalmente en la esta zona del país. En electrodomésticos, Murcia representa la mayor eficiencia mientras que Navarra, País Vasco, Cantabria, León y la Rioja tienen mayor potencial en este ámbito. El potencial en ahorro en agua caliente se mantiene por igual en todas las regiones.

 

Por población

Prestando atención a la población, los datos demuestran  que, en la eficiencia energética, el nivel económico es clave. Así, el índice es un 11% mayor en la clase alta que en la baja. La eficiencia también aumenta cuanto mayor es el tamaño del municipio. En cuanto a la edad, son los que tienen entre 35 y 49 años los más concienciados sobre la importancia.

 

Hábitos

En cuanto a las buenas prácticas más extendidas se encuentran la de despejar las ranuras de ventilación de electrodomésticos y no tapar la superficie de los radiadores; no introducir la comida caliente en el frigorífico; revisar el estado de las luces y equipos antes de acostarse; esperar a llenar la lavadora o lavavajillas antes de ponerlo o utilizar adecuadamente la calefacción cuando no haya nadie en casa y apagarla o bajarla por la noche.

 

Los hábitos poco eficientes más extendidos se basan en el desconocimiento, que hace que se descuide el cambio de la goma de la puerta del frigorífico, los sistemas de reducción del caudal del grifo o las tarifas o la potencia de sus viviendas.

 

Bajo consumo

El uso de lámparas de bajo consumo ha aumentado hasta un 70% motivado fundamentalmente por la prohibición de las bombillas incandescentes aunque éstas son todavía empleadas por un 18% de los encuestados . Las lámparas eficientes más utilizadas  son las de bajo consumo (50%), seguidas de los halógenos (17%).

volver al boletín