03/12/2013

País Vasco y Valencia apuestan por la eficiencia energética

En los úlitmos días hemos conocido detalles de las políticas de eficiencia energética de País Vasco y Valencia, dos de las comunidades que más han apostado por la eficiencia energética en los úlitmos años. 

 

Los presupuestos presentados por el Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno Vasco para 2014 prevén la inversión de 22,3 millones de euros en proyectos energéticos. Con el objetivo de apoyar la reactivación de la industria, el Gobierno Vasco apoyará tanto proyectos de ahorro y eficiencia energética como de promoción de instalaciones alimentadas por energías renovables. Asimismo, parte de este presupuesto irá destinado a actuaciones de mejora de la eficiencia energética en el transporte y programas de equipamiento doméstico de alta eficiencia.

 

El presupuesto total del Departamento vasco de Desarrollo Económico y Competitividad para 2014 asciende a 415.724.000 euros, lo que representa un 4,1% del presupuesto total de la Administración General de Euskadi. El objetivo principal de esta cantidad es consolidar diferentes mecanismos de apoyo a la industria y la financiación de las empresas, donde el Instituto Vasco de Finanzas será una pieza clave. También las inversiones en I+D+i supondrán 170,6 millones de euros con la finalidad de reforzar la competitividad e innovación de las empresas, junto con una apuesta por reforzar las estrategias de internacionalización de las mismas.

 

Programa Ahorra con Energía

Por su parte, la Comunidad Valenciana también ha apostado por la eficiencia energética como estrategia para mejorar la competitividad de las empresas de la Comunidad en todos los sectores productivos, según señaló el Director de Energía, Antonio Cejalvo, durante la inauguración de la Jornada sobre Eficiencia Energética en el Sector Logístico-portuario, celebrada el pasado 21 de noviembre.

 

Cejalvo recordó que la Comunitat cuenta con un sector industrial que se basa en sectores muy intensivos en consumos de energía, "por lo que la repercusión de los costes energéticos en su estructura de costes es muy importante.".

 

La factura energética del Comunitat asciende a 9.000 millones de euros, lo que supone el 10% del PIB. Por ello, la Generalitat, a través del Ivace- Energía, viene desarrollando en los últimos años el Programa Ahorra con Energía, que incluye más de 35 actuaciones de eficiencia energética dirigidas a todos los sectores productivos.

 

Gracias, en parte, a estas medidas, la eficiencia energética de la Comunitat ha mejorado un 21%, lo que en términos económicos ha supuesto una reducción de su factura energética en 2.000 millones de euros. Asimismo, cabe destacar que es un 10% mejora que la media nacional.

 

Según Cejalvo, "los puertos requieren de enormes cantidades de energía para el desarrollo de sus actividades y es necesario profundizar en las singularidades de los consumos energéticos en el sector logístico-portuario para poder implantar las iniciativas y sistemas de gestión energética que permitan mejorar la eficiencia energética en este sector, reducir sus costes y ganar de este modo en competitividad".

 

Programa MED en la Comunitat Valencia

Por su parte, el director general de Proyectos y Fondos Europeos, Juan Viesca, subrayó que al menos el 20% de los fondos FEDER irán destinados a proyectos de economía baja en carbono porque invertir en este tipo de iniciativas "es invertir en el futuro de la Comunitat Valenciana". Durante la jornada, Viesca puso en valor el proyecto europeo que tiene en marcha el puerto de Valencia Green Berth en el marco programa MED, financiado con fondos europeos FEDER.

 

El director general de Proyectos y Fondos Europeos también destacó que en el nuevo programa operativo 2014-2020 "la Generalitat recibirá 922,7 millones de fondos europeos, de los que 668 millones irán destinados al FEDER". Este fondo financia principalmente acciones enmarcadas en la estrategia Europa 2020 de la UE. Se trata de actuaciones que potencien la competitividad de las pymes, la innovación, la investigación y el desarrollo (I+D+i), las tecnologías de la información y la comunicación (TICs), así como la economía baja en carbono.